Todos sabemos que el reciclaje es un problema importante y los buceadores hemos visto los efectos del plástico en nuestro océanos. ¿Estamos haciendo lo suficiente? A continuación mostramos algunos mitos comunes sobre el reciclaje que puede que nos frenen a poner más de nuestra parte para ayudar a la madre naturaleza a proteger nuestro hermoso planeta océano.

Mito número #1: la mayoría del plástico en el océano proviene de vertidos en el océano y de industrias tales como cruceros y empresas de transporte de contenedores.

Mito desmontado: la mayoría del plástico en nuestros océanos proviene de artículos que usamos todos los días tales como bolsas, botellas, pajitas, envases de comida, etc. Si rechazamos o limitamos la cantidad de plásticos de uso único que usamos en nuestras vida diaria y nos deshacemos de estos artículos de manera apropiada podemos reducir la cantidad de basura de plástico que entra en el océano. 

Marine Debris - Plastic Bag

Mito número #2: Si una lata, botella o plástico contiene una etiqueta no puede ser reciclado porque cuenta con materiales mezclados.

Mito desmontado: es útil para el centro de reciclaje que se haya retirado la etiqueta pero si todavía la tiene la eliminarán durante el proceso de manipulación en el centro.

Mito número #3: los plásticos del océano solo son un problema de basura sin grandes repercusiones.

Mito desmontado: se han encontrado partículas de plástico en el interior de vida marina, desde pequeños peces a ballenas. Los pájaros comen peces y estos son consumidos a su vez por otros animales terrestres, por lo que casi toda la cadena alimentaria muestra evidencias de consumo de partículas de plástico.

Mito #4: el papel de color debe ser separado del papel blanco y no se pueden mezclar diferentes tipo de papel.

Mito desmontado: se pueden reciclar juntos papeles de diferentes colores y también se pueden reciclar juntos diferentes tipos de papeles, tales como revistas, periódicos, libros, papel para escribir, etc.

Mito número #5: si el papel y el metal no están separados no se pueden reciclar.

Mito desmontado: los centros de reciclaje pueden resolver este problema durante el proceso de manipulación. Es de gran ayuda que separes los materiales pero si el papel cuenta con clips o con grapas, serán eliminadas durante el proceso.

Mito número #6: no está claro qué clasificar y cómo hacerlo, así que es mejor y más fácil no preocuparse.

Mito desmontado: tu centro de reciclaje quiere tu basura. Si no estás seguro de lo que debes clasificar y dónde ponerlo, solo tienes que preguntar. Es fácil una vez que adquieres el hábito, te sentirás bien y estarás ayudando al planeta. Algunos centros de reciclaje y organizaciones de eliminación de residuos cuentan con diferentes procedimientos, por lo que te recomendamos que verifiques con los operarios locales.

Mito número #7: las cajas de pizza no son reciclables.

Mito desmontado: no te preocupes, todavía puedes disfrutar de tu pizza favorita y no tener que preocuparte por el medioambiente. Las cajas de pizza son 100 % reciclables si están limpias. Las grasas no pueden descomponerse, por lo que si la caja está grasienta no debe ser separada para reciclaje. ¿La solución? Date un capricho y come fuera.

Mito número #8: las amplias zonas del océano en las que las corrientes concentran basura, conocidas como “grandes manchas de basura” pueden ser limpiadas por completo.

Mito desmontado: solo un pequeño porcentaje del plástico que entra en el océano flota en la superficie. Muchos plásticos se rompen y se dispersan en la columna de agua o se hunden en el suelo del océano y posteriormente son ingeridos por animales. No existe una manera eficiente de eliminar estos plásticos de nuestros océanos.

Ahora que conoces algunas verdades sobre el reciclaje, ¿cambiará la manera en la que separas la basura? Recuerda que como embajador del océano puedes ayudar a recoger los desechos marinos que veas durante tus inmersiones e informar de tus hallazgos a Project AWARE. Comparte la información sobre los desechos marinos que encuentres y tus esfuerzos de reciclaje en redes sociales para animar a otros a que hagan lo mismo. Si escuchas a alguien mencionando algunos de los mitos que hemos mencionado, asegúrate de contarles la verdad tras estos mitos y que se deshagan de ellos para siempre.

Share This