Los lanzamientos de globos y farolillos voladores son típicos de festivales, bodas y homenajes conmemorativos. Pero todo lo que sube, baja. Cuando los invitados se han marchado y tras recoger el resto de decorados, los globos y las monturas de los farolillos que crearon momentos de felicidad pueden generar basura en la zona durante meses e incluso años.

Los globos, farolillos voladores y confeti de plástico no son biodegradables. Se rompen en trozos cada vez más pequeños hasta convertirse en microplásticos que son consumidos por peces, pájaros, tortugas y otra vida animal.

Recientemente más de 270 expertos calificaron los globos como una de las mayores amenazas para mamíferos marinos, aves marinas y tortugas y la Universidad de Tasmania clasificó los globos como el primer riesgo de muerte de aves marinas. En los Estados Unidos, el Fish and Wildlife Service (Servicio de Peces y Vida Animal) publicó en su página web imágenes perturbadoras en las que se urgía a que la gente dejase de lanzar globos debido a las devastadoras consecuencias para los animales. “Los globos degradables no son la solución” según el equipo de investigación de la Universidad de Wageningen en Holanda, los productos de látex tardan unos cuatro años en descomponerse.

Balloon releases

Por qué los farolillos voladores no son una alternativa ecológica a los globos

Algunos consideran que los farolillos voladores, también conocidos como linternas de fuego o linternas de los deseos, son una alternativa aceptable a los globos. Desafortunadamente, los farolillos voladores no son respetuosos con la tierra o con los animales. Los farolillos «biodegradables» hechos de bambú tardan décadas en descomponerse y pueden dañar o atrapar animales mientras tanto.

Los farolillos voladores también pueden resultar peligrosos para las personas. En 2013, un farolillo volador causó un incendio en la zona de las West Midlands en el Reino Unido en el cual 13 de los 200 bomberos que trabajaron para sofocar el fuego resultaron heridos y causó daños estimados en 6 millones de libras.

Los farolillos voladores también pueden suponer un peligro para las personas que viajan en avión. Un solo farolillo puede hacer que un avión caiga si se queda atrapado en el motor del avión. Por tanto, cada vez que se lanzan farolillos voladores cerca de un aeropuerto se cancelan todos los vuelos, afectando a miles de viajeros cada año.

Varios países ya han prohibido los farolillos voladores, entre los que se incluyen Argentina, Austria, Australia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Alemania, Nueva Zelanda y España. 30 estados de los Estados Unidos y algunas partes de Canadá ya prohíben también las linternas voladoras.

Asimismo, el País de Gales ha prohibido los farolillos voladores en su territorio desde 2018, pero todavía son legales en Inglaterra y Escocia. Organizaciones benéficas tales como The Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA), Marine Conservation Society y otros grupos urgen a que los ciudadanos preocupados contacten con sus diputados nacionales.

bubbles, alternatives to Balloon releases and sky lanterns

Alternativas a lanzamientos masivos de globos y farolillos voladores

Soltar farolillos al cielo o globos de colores es una manera simbólica de conmemorar a un ser querido. Pero cuando piensas en ello, estas actividades básicamente generan basura. Vale la pena cuestionarse si es una manera respetuosa de honrar a alguien.

Aunque puede resultar difícil romper las tradiciones, hay multitud de alternativas ecológicas a los lanzamientos de globos y farolillos voladores. A continuación te mostramos algunas de nuestras maneras favoritas de celebrar que no causan daños a los animales o a las comunidades locales.

Burburjas

A los buceadores les encanta hacer burbujas bajo el agua y también es divertido hacerlas en la superficie. Las burbujas son más baratas que los globos, mejores para el medioambiente e igual de divertidas y voladoras. Incluso puedes «ir a lo grande» con burbujas gigantes. Aquí te dejamos una receta de solución para burbujas hecha con detergente para platos ecológico.

Alternativas al confeti

En vez de usar confeti de plástico, usa algo natural como alpiste, pétalos de flores u hojas de otoño secas. En las bodas, vistosos lazos de tela o campanillas son una alternativa divertida (y un favor agradable para los invitados).

Lanzar un papel con un deseo

Escribe tus deseos en un papel especial, quémalo y mira como vuela y se quema. Disfruta del efecto de la luz volando de los farolillos voladores sin los peligros de incendio.

Candelabros o candelabros reutilizables

Los candelabros hechos con bolsas de papel y velitas crean un bonito ambiente de fuego intermitente así como tarros de cristal reutilizables con luces solares.

Ballenas de origami

Sugiere a los invitados a tu fiesta que te ayuden a crear ballenas de origami. Es más fácil de lo que crees, echa un vistazo a este vídeo.

Planta un árbol o flores

Plantar un árbol crea una conmemoración simbólica, duradera y ecológica y que honra a la persona que quieres y a la tierra. Dejar una piedra pintada en un lugar favorito es una opción ecológica para la gente que no cuenta con un espacio en el que plantar. 

Estas ideas son algunas maneras de dar un toque especial a una boda, un acto conmemorativo u otro evento sin causar daños al medioambiente. Ayúdanos a propagar el mensaje sobre estas alternativas ecológicas y comparte con nosotros otras maneras en las que te gusta celebrar.

Obtén más información sobre cómo puedes apoyar la conservación del océano. Visita a nuestros amigos en Project AWARE®

Share This